Teléfono de contacto 24h: 914 26 14 78 Horario de atención 8:00 Hasta las 17:00 de Lunes a Viernes.

Mi portatil no enciende

¡Mi portátil no enciende! Esta es una situación más habitual de lo que puede parecer, a causa de diferentes problemas o errores que ni permiten que el PC se encienda correctamente.

Cuando le das al botón de encender y el PC no reacciona de ningún modo se produce una gran frustración, principalmente porque no sabes qué hacer. Pero, no hay que entrar en pánico, ya que a continuación vamos a contar qué hacer si mi portátil no enciende. De modo que si ya te ha ocurrido este problema o quieres saber cómo actuar, toma nota porque esta información te interesa.

Mi portátil no enciende, pero tiene corriente

Si el portátil no enciende, pero tiene corriente, es posible que haya algún problema los cables del cargador o con la fuente de alimentación externa, lo que impediría que el PC recibiese la energía necesaria para encenderse.

En ese caso, lo primero que puedes hacer es probar otro adaptador de corriente, ya que en caso de que estuviese defectuoso, con nuevo adaptador se resolvería el problema rápidamente.

Si sigue sin funcionar, comprueba que la toma de corriente funcione correctamente. Para ello, prueba a conectar otro dispositivo como un cargador de móvil. En caso de que funcione, vuelve a intentar conectar el portátil con la batería totalmente cargada y, si enciende, probablemente el problema sea del adaptador de corriente.

Por último, revisa si la fuente de alimentación externa está correctamente conectada tanto al portátil como a la toma de corriente. Una señal de que está conectada es que el indicador de alimentación aparecerá encendido.

Mi portátil enciende, pero no arranca Windows

Si el portátil enciende, pero no arranca Windows, puede deberse a las siguientes causas:

  • Parche o programa mal instalado.
  • Problemas con la última actualización de Windows.
  • Drivers incompatibles.
  • PC infectado con un virus o malware.
  • Se ha borrado la BIOS.
  • Problemas con la memoria RAM.

Si no consigues que Windows arranque, desactiva el modo de arranque rápido y trata de arrancar Windows en “Modo Seguro”, que podrás activarlo interrumpiendo el proceso de arranque tres veces seguidas, lo que te llevará a la “Recuperación de Windows”.

Cuando aparezca el menú “Recuperación de Windows”, clica en “solucionar problemas”; “opciones avanzadas”; “configuración de inicio”. Aquí tendrás la posibilidad de reiniciar el ordenador en Modo Seguro, que volverá a encender el PC sin cargar ningún driver de los diferentes dispositivos instalados, lo que ayudará a dar con el problema rápidamente.

Así mismo, también es recomendable volver a encender el PC portátil desconectando todos los dispositivos externos USB, ya que en muchos casos, la razón de que no Windows no arraque es que hay algún componente dañado.

Mi portátil enciende, pero la pantalla no

Si el portátil enciende, pero la pantalla no, puede deberse a un problema tanto de hardware como de software, aunque lo más habitual es que esté relacionado con el software del PC.

Si esto te ocurre, prueba con las siguientes acciones:

  • Apaga el ordenador y vuelve a encender.
  • Desenchúfalo de la toma de corriente antes de encender.
  • Retira la batería durante unos minutos y vuelve a colocarla.
  • Conecta el portátil a la toma de corriente y vuelve a encenderla.

También puedes conectar el ordenador portátil a una pantalla externa, lo que te permitirá comprobar si el portátil envía señal de vídeo, y si el problema es de la pantalla o del ordenador.

Mi portátil no enciende ni carga

Si el portátil no enciende ni carga, hay que comprobar el estado del PC, y para ello puedes realizar las siguientes acciones:

  • Desconecta el portátil y retira la batería.
  • Comprueba que la batería no está dañada, inflada o muestre algún tipo de desperfecto.
  • Asegúrate de que el adaptador esté correctamente conectado a la toma de corriente.
  • Prueba con otro adaptador para comprobar si existe algún fallo.
  • Revisa si el cable tiene algún tipo de daño o desperfecto. Esta suele ser una causa muy común.
  • Conecta el PC en un enchufe distinto, ya que es posible que estuviera estropeado.

Estas son algunas de las acciones con las que puedes solucionar un portátil que no enciende, con las que en muchos casos, el problema desaparece. Si aun así tu portátil sigue sin encenderse, lo más adecuado sería que llevases tu ordenador a un técnico especializado que pudiera detectar y solucionar el problema.

Categorías

Analisis

Componentes

Portátiles

Programas

Tutoriales

Uncategorized

Artículos relacionados